Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on jun 7, 2014 | 0 comments

L’estoc: Muebles con valor añadido

Victoire le contó a Cristina sobre el gran proyecto que había descubierto en Barcelona. Con muchas ganas de visitar la organización, Cristina llamó sin saber que ya conocía a su fundador. Al otro lado del teléfono estaba Jordi Mayals, un emprendedor que había conocido hacía 4 años. Desde 2012 que su proyecto había dado luz con el nombre de L’estoc.

La capacidad de innovar para hacer negocios inclusivos y ayudar a la sostenibilidad ambiental.

Conceptos clave: reciclaje | discapacidad intelectual | inclusión social | muebles de diseño

L’estoc es una cooperativa que produce muebles de diseño propio elaborados a partir de materiales reciclables y muebles en desuso. Estos muebles son producto del trabajo de personas con discapacidad intelectual. La misión del proyecto es la inclusión social. Se quiere mejorar y hacer visible la realidad de las personas con discapacidad intelectual mediante su trabajo.

Tal y como mencionan en su web, en Cataluña hay registradas cerca de 378.000 personas con discapacidad, el 10,6% con discapacidad intelectual. Casi el 55% se encuentran en edad de trabajar, pero sólo 78.000 son activas. Por otro lado, según La Generalitat, en Catalunya se generan al año 3 millones de toneladas de residuos sólidos. L’estoc, junta estos dos retos para promover otra manera de consumir y ayudar a la integración social de personas con riesgo de exclusión.

Situada en el barrio del Poblenou, en Barcelona, la tienda dispone de un taller de carpintería que, de la mano de Albert, Eva, Roger, Enrique y Jose, se convierte en un espacio creativo de piezas de segunda mano. Estas piezas vienen de sitios tan diferentes como de vertederos o de empresas que ya han dado por terminada la vida útil del producto. Las piezas llegan para “dar guerra” a Albert y su equipo y hacen aumentar el valor del producto no sólo a nivel de autenticidad sino que, como comenta Jordi “en realidad es mucho más caro producir un mueble que venga de materiales de reciclaje que de un material nuevo.”

El mundo de una empresa social de este carácter tiene la suerte de poder existir gracias a, lo que me gusta llamar, una relación sentimental con la economía maternalista. O como se diría sin ser romántico, subvenciones. En Buscant Llavors siempre tenemos una visión crítica de la subvención por la subvención, porque hay empresas que caen en la lucha por el dinero “fácil” (¿Cuántas organizaciones para el sida hay en Barcelona luchando en un mismo mercado en lugar de colaborar, por ejemplo?). Pero lo cierto es que, aunque sea una parte muy pequeña del capital total, sin las subvenciones, esta y otras empresas como la famosa Fageda de’n Jordà, no podrían existir.

Lo mencionado es fruto de la conversación con Jordi, que con sus palabras abre un camino fácil a la empatía de su figura como emprendedor. Tenemos una larga conversación dónde nos cuenta cómo su especialización profesional en temas de residuos, y su activismo en el mundo de la discapacidad, se unieron en el proyecto que empezó hace 4 años. Podeis ver el fruto de su trabajo en:

Visualiza las fotos de esta iniciativa en:

img_0098_14343539495_o

Sepa mas sobre esta iniciativa en:

 

http://lestoc.com/es/catalogo/

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *