Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on ago 31, 2016 | 0 comments

Falls Brook Center: Educando sostenibilidad.

Falls Brook Center: Educando sostenibilidad.

Cruzamos el estado de New Brunswik, la carretera que escogimos pasaba por medio de grandes bosques, durante muchos kilómetros no vimos rastro alguno de construcciones. Los únicos vehículos que pasaban por esta carretera, eran los camiones cargados de leña, provenientes de los interiores de este vasto territorio donde hay varias empresas extractoras de madera. Finalmente llegamos a Glassville, donde queríamos visitar el proyecto Falls Brook Center. Acampamos en el terreno y no fue hasta el día siguiente que apareció Shanon, la directora de este proyecto que desde hace años se dedica principalmente a la educación ambiental y concienciación de la población, a la vez que llevan a cabo proyectos socioambientales en otras partes del planeta.

Shanon, no sabía mucho de nuestro proyecto, pero ella, una persona muy animada y efusiva que le gusta pasar a la acción, cuando le contamos nuestra idea se mostró muy interesada. El lugar donde estábamos es la zona de demostraciones, donde ofrecen actividades tanto para escuelas como para grupos de personas interesadas en aprender sobre varios campos de la sostenibilidad. El proyecto en sí empezó después de la conferencia para el cambio climático en Rio 92’, donde entendieron la importancia de empezar hacer alguna cosa. Se constituyeron como organización benéfica, con la intención de ayudar a comunidades de todo el mundo a dar un paso hacia la sostenibilidad.

A nivel internacional, llevaron a cabo proyectos en India, enseñando como hacer hornos de piedra super-eficientes o cocinas solares, dándoles nociones de autogestión e gobernabilidad, desenvolvieron también proyectos de restauración ecológica y seguridad alimentaria en Centro América, entre muchas otras acciones. En Canadá, usaron un antiguo autobús, al que equiparon con todo de tecnologías verdes, con varios ejemplos de energías renovables; bicicleta generadoras, placas solares, molinos de viento… con los que iban por toda la provincia, parando en las escuelas y comunidades, haciendo talleres y explicando la importancia de estas prácticas, los problemas del cambio climático y incentivándolas aplicar estas prácticas en sus comunidades, presionando al gobierno a ofrecer ayudas para la adquisición de las mismas.

Actualmente, desarrollan varios programas con el fin incentivar las comunidades de la provincia a ser más sostenibles, haciendo talleres y conferencias sobre cómo plantar de manera ecológica, cómo hacer un lavabo seco, energías renovables y cosas por el estilo. Traen grupos de estudiantes a la granja para enseñarles a cultivar cuidando de la tierra, animando a las escuelas ha hacer actividades al aire libre usando sus infraestructuras, y incluyan este tipo de actividades en el ámbito curricular.

En Julio organizan un festival llamado Free School, donde todo el mundo puede participar gratuitamente y se fomenta el intercambio de conocimientos. Cada uno enseña lo que sabe, ellos promueven actividades relacionadas con la sostenibilidad, pero dejan la puerta abierta a todo aquel que quiera compartir algún conocimiento. “Uno de nuestros proyectos más nuevos es la creación de los campos húmedos, donde estamos creando ecosistemas para los patos, pues a causa de varias acciones humanas, su supervivencia se ha visto seriamente amenazada.” Nos explicaba Shanon, mostrándonos el lago que hay en el final del terreno. Consiguieron el apoyo de una organización que se dedica a la preservación de los patos, creando hábitats para ellos. En uno de los talleres, explican la importancia que estos tienen y toda la vida que hay alrededor de ellos, incentivando la creación de nuevos espacios y sensibilizando sobre la importancia de su existencia. Pudimos presenciar uno de sus talleres con niños, que lo pasaron en grande con los juegos didácticos propuestos por ellas y con las actividades que realizaron a lo largo del día.

“Nosotros queremos crear una relación de confianza y cooperación con la comunidad, con lo que muchas veces tenemos que ir con cuidado en cómo abordamos ciertos temas, pues muchas personas tienen una visión cerrada y tradicional de la agricultura y la forma de vivir, así que según como plantees la situación pueden sentirse atacados u ofendidos, cosa que no queremos.” Comentó cuando le preguntamos sobre algunas de las dificultades que se encontraba cuando trataba temas como este. “Pero durante todos estos años de activismo puedo ver un cambio en la mentalidad de las personas y los jóvenes, poco a poco entienden la importancia de lo que hacemos.”

Falls Brook Center depende de las subvenciones y ayudas recibidas por varias entidades, el propio gobierno o hasta personas particulares. Aunque no siempre, algunas veces esto condiciona los programas que desenvuelven o el lenguaje que tienen que usar para poder acceder a estos recursos. Les gustaría poder ser autosuficientes y poder generar sus propios recursos, pero es una tarea difícil: “Trabajamos mucho con escuelas, pero muchas no tienen dinero para actividades como esta, si entrara en el currículum escolar, pues el gobierno entendiera la importancia de este tipo de educación, nosotros podríamos dar más talleres, con lo que generaríamos más ingresos y con lo que reduciríamos nuestra dependencia del dinero externo”. Nos decía ella, que echa en falta la sensibilidad de las instituciones con esta educación tan importante para que las próximas generaciones, estén más concienciadas y tengan más contacto con la naturaleza.

Shanon es una persona de mucha acción e iniciativa, con grandes ideas y capacidad de organización, tanto es así que está coordinando varios grupos de la provincia para implementar energía eólica e paneles solares a gran escala en varios municipios y casas, con la meta de que la dependencia de los combustibles fósiles sea cada vez menor.

Después de los dos día que pasamos allí, ya era (o éramos?) casi como de la familia, tiene ideas muy interesantes y hace ya muchos años que está al pie del cañón intentando crear la diferencia. Personas como ella y algunas del equipo que conocimos, nos mostraron una vez más que es posible realizar lo que deseamos aunque no lo hagamos de manera perfecta, es importante hacerlo creyendo en lo que realizamos y siempre con voluntad de mejorar.

Escrito por Joel Jansa.

Visualiza las fotos de la iniciativa abajo:
Falls Brook Centre - New Brunswick - Canada

Sepa mas sobre el proyecto en:
http://fallsbrookcentre.ca

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *